Zenfolio ha sido crucial para hacer crecer mi negocio fotográfico.

– Steve Bridgwood

Lo que más valora Steve de Zenfolio:

  • En el momento en que las fotografías de la boda de una pareja están terminadas, puedo incluirlas en las galerías de mi sitio web y, gracias a las distintas opciones de acceso, puedo permitirles a mis clientes que las vean, las descarguen, las compartan y compren productos sin que yo tenga que hacer nada.
  • Crear las páginas web personalizadas que necesito es muy sencillo, y el blog contribuye a aumentar el tráfico de visitas a mi sitio web y el volumen de ventas.

Steve utiliza el diseño predefinido Leto

  • Ideal para fotógrafos de bodas y retratos
  • Configuración muy sencilla e instalación con un solo clic

Fotos publicadas en:

Sobre Steve

Biografía

Su marcado interés por la producción cinematográfica lo llevó a adentrarse en el mundo de la fotografía de forma natural. No es de extrañar que Steve siempre aspire a aportar un toque cinematográfico a su fotografía.

En un lapso de tiempo relativamente corto, Steve se ha convertido en un fotógrafo de bodas de referencia que ha fotografiado bodas por todo el Reino Unido y mucho más allá.

Steve ha cultivado su propio estilo dentro del género de la fotografía de bodas, que podría definirse como rompedor, creativo, contemporáneo, energético y, sobre todo, divertido.

Entrevista

¿Dónde vives? (Ciudad y estado)

Vivo con mi familia en una parte muy bonita del Reino Unido, en las afueras del Distrito de los Picos: el lugar ideal para un fotógrafo.

Me encanta fotografiar bodas por mi zona, pero también me apasiona viajar por todo el mundo para capturar los mejores momentos del gran día de una pareja.

¿En qué género fotográfico te especializas?

Me centro principalmente en la fotografía de bodas, pero también hago algunos encargos comerciales.

¿Cuál es tu fotografía más memorable y por qué?

Me es imposible escoger una. Todas las bodas que fotografío son genuinamente diferentes, y no solo me inspira la pareja, sino también el lugar y la energía del día.

¿Por qué decidiste dedicarte a la fotografía? ¿Qué te motiva para sacar una foto? ¿Tu motivación ha ido cambiando con los años?

Siempre he vivido en contacto con la fotografía. Mi padre también es fotógrafo profesional, de modo que para mí fue muy natural dedicarme a esta profesión. He tenido una cámara en las manos desde los siete años, y desde entonces mi pasión no ha dejado de crecer. Hace unos años, unos amigos me pidieron que fotografiara su boda, la experiencia me enganchó y ya nunca he vuelto atrás.

¿Sigues algún ritual personal que te ayude a prepararte antes de una sesión de fotos?

Siempre escucho música durante el trayecto en coche hacia el lugar de la boda; me ayuda a concentrarme y a prepararme mentalmente para todo el día.

¿De qué cinco cosas no puedes prescindir en una sesión de fotos?

De mis cámaras Nikon D750 y D800, con las que siempre consigo los resultados deseados, sin importar cuáles sean las condiciones. Luego están mis objetivos de 35 mm y 85 mm, con los que obtengo un gran alcance de cámara con amplias aperturas. Y, finalmente, ¡una camisa decente y un par de zapatos cómodos!

¿Dónde vuelves a encontrar la inspiración cuando tienes un bloqueo creativo?

Reviso algunas de mis películas favoritas, tanto antiguas como modernas, para ver cómo los directores interpretan su visión jugando creativamente con los ángulos, la luz y la gama de colores… Luego trato de encontrar un modo de aplicar estas observaciones en mi fotografía.

¿Quién o qué consideras tu máxima influencia en tu trayectoria como fotógrafo?

Mi mayor fuente de inspiración y de donde saco ideas nuevas suelen ser las películas. Me encanta fijarme en las gamas de colores, los ángulos y los planos inesperados de los que se sirven los directores para aportar una imagen y un toque distintivos, ya se trate del trato tan característico del color de un filme de Tim Burton o de la impresionante cinematografía de la obra de Stanley Kubrick.

Si tuvieras que dar un solo consejo a futuros fotógrafos, ¿cuál sería?

Encuentra tu inspiración en la obra de otros, pero sé auténtico y ten fe en tu propia visión creativa; cultiva tu propio estilo. Esto es lo que, a fin de cuentas, te permitirá diferenciarte y destacar.

¿Cuáles son tus tres prestaciones favoritas de Zenfolio esenciales para tu negocio?

Mi página web de Zenfolio ha sido crucial para hacer crecer mi negocio fotográfico.

Una de las prestaciones más importantes que me ofrece Zenfolio es que en el momento en que las fotografías de la boda de una pareja están terminadas, puedo incluirlas en las galerías de mi sitio web y, gracias a las distintas opciones de acceso, puedo permitirles a mis clientes que las vean, las descarguen, las compartan y compren productos sin que yo tenga que hacer nada. Otro aspecto importante es lo sencillo que es crear las páginas web personalizadas que necesito, así como el blog, que contribuye a aumentar el tráfico de visitas a mi sitio web y el volumen de ventas.

Si pudieras colaborar con cualquier fotógrafo (vivo o muerto) en una sesión de fotos, ¿quién sería y por qué?

Uno de mis colegas de Zenfolio, Martin Hobby, ¡que nunca falla a la hora de convertir una boda en una fiesta!

¿Ha cambiado mucho la fotografía desde que empezaste?

El mundo de la fotografía sigue siendo muy competitivo porque hay mucho talento, pero para mí lo más importante es ser fiel a mi visión creativa y conseguir así que mi estilo se mantenga siempre tan personal.

¿Aparte de Zenfolio, qué otro tipo de software es vital en tu flujo de trabajo?

Lightroom, sin duda alguna, pero tampoco podría vivir sin Alien Skin Exposure, que me permite aportar a mis fotografías editadas el rollo que busco.

Menu